Entradas

Entrada destacada

Interioridad ciudadana

Imagen
Entrevista en el periódico La Vanguardia  a Thomas D’Ansembourg,abogado, psicoterapeuta de la comunicación no violenta

A veces las sociedades se parten por la mitad y no quieren entenderse.La solución es aprender a escuchar. El problema es que ni siquiera sabemos que no sabemos escuchar. Escuchar es cerrar la boca para estar atento a las necesidades del otro y hacer el esfuerzo de desprenderse de capas y capas de ego.Últimamente los políticos se levantan del hemiciclo y se van si algo no les gusta.Es un reflejo infantil. Además de aprender a escribir leer y calcular, hay un cuarto pilar en la educación que es la inteligencia emocional.Engloba mucho.Sí, comprender quién soy, qué siento, qué me hace feliz, aprender a ser solidario, creativo, a compartir con los demás... Todo eso permite la expansión de uno mismo para estar al servicio de los demás en lugar de proyectar nuestra cólera sobre los demás.Hay parlamentos que parecen circos.Son escuelas de lucha y no de paz. Yo hablo de interio…

¿La mejor opción es el diálogo?

Imagen
Probablemente he tenido un poco abandonado el blog, porque la necesidad de expresar la he ido cubriendo con otras iniciativas que me han ido surgiendo y han absorbido todas mis energías. Sin embargo, a veces la mejor opción es el silencio. De un tiempo a esta parte, sólo se oye bullicio. El ruido de palabras emitidas todas a la vez. Raramente alguien escucha con la intención sincera de aprender algo de su interlocutor. Podríamos esperar al menos asistir al intercambio de argumentos con la posibilidad de corregirlos o revisarlos. Pero no, el posicionamiento habitual es instalarse en la falacia ad hominem. El diálogo no ha de ser una batalla dialéctica. Las palabras sanan o hieren, eso no podemos perderlo de vista.
Jürgen Habermas, que es probablemente el filósofo vivo más laureado, se ha dedicado a la teoría de la accón comunicativa para abordar la crisis del Estado moderno y del derecho positivo. Sus últimos desarrollos se han centrado especialmente en la ética del discurso. Nos aporta…

Para educar la espiritualidad natural de los niños hace falta tener un cerezo en el balcón

Imagen